Presentaciòn

La convivencia escolar es la experiencia cotidiana más relevante dentro
de las instituciones educativas. Ésta implica diversos aspectos a tener en
cuenta desde su reflexión, análisis, aplicación, seguimiento y valoración en
la institución educativa; se refiere a la acción de vivir con otras personas
de manera pacífica, armónica teniendo en cuenta las diferentes relaciones,
expresiones, cultura, creencias y manifestaciones que ello conlleva.
El clima escolar es consecuencia de un proceso de formación de construcción,

El clima escolar es consecuencia de un proceso de formación de construcción,
autocuidado y cuidado de todos los participantes en el proceso educativo,
propiciando ambientes democráticos para generar una cultura de la paz
que genera identidad colectiva e institucional. En esta dinámica surgen
diversidad de situaciones en las que se debe incluir la resolución de conflictos
de manera pedagógica y mediante el dialogo metodológico en la que todos
debemos participar y realizar de manera permanente.
Los espacios pedagógicos, el encuentro cotidiano en el colegio son una
gran oportunidad para formar nuestros estudiantes en todos los aspectos de
su vida; permitir el dialogo y la evolución moral que requiere el avance del
desarrollo humano.
Un óptimo proceso de convivencia permite el avance y logros del desarrollo
académico, la evolución conceptual y la armonización de procesos
pedagógicos.

Como herramienta pedagógica que rige nuestra interacción institucional se
tiene el manual de convivencia, donde se describen los acuerdos institucionales
que garantizan la armonía, desarrollo prevención y control de la convivencia,
el cual además está basado en la normatividad vigente, en especial en la ley
1620 del 2013 y en el decreto reglamentario 1965 del 2013.
El trabajo en equipo, la unidad de criterios, la gestión de otras

El trabajo en equipo, la unidad de criterios, la gestión de otras entidades
del estado que permitan el proceso de atención oportuna y comunicación
permanente familia – colegio permitirán logros significativos en su desarrollo y
aplicación; se fundamentan las acciones de la justicia restaurativa con una
pedagogía que sea participativa, para la solución de conflictos, preventiva,
alternativa que vincule la comunidad para que en una reflexión colectiva
incluyendo a todos los actores, se puedan generar acciones de restauración,
reparación del daño, perdón, reconciliación como acciones y aprendizajes
de la convivencia reconociendo la dignidad humana.
Es necesario leer, interiorizar y aplicar conjuntamente el manual de convivencia
con talleres que faciliten su comprensión y apropiación para actuar en
consecuencia con lo aquí planteado.